¿Cómo crear una oficina en casa?

Cada vez son más las personas que se llevan trabajo a casa o que trabajan desde casa, por eso es importante tener un lugar donde poder trabajar bien y cómodamente. El problema es que, a veces, los metros de una casa no dan para tener otra habitación dedicada exclusivamente a tener un despacho. Entonces ¿se olvida uno de tener su mini oficina en casa? No hay que llegar a los extremos, no hace falta una oficina grande en casa para trabajar.

Busca el rincón adecuado

Un despacho se compone, principalmente, de una mesa donde trabajar, una silla para sentarse y alguna estantería donde organizar las carpetas y material de oficina. Para ello, no te hace falta una habitación entera, sólo tienes que buscar un espacio libre donde creas que puedes poner tu mesa. Lo mejor es que esté cerca de una ventana, ya que la luz natural es la mejor para no dañarnos la vista.

Coloca un pequeño escritorio donde quepa lo que necesitas para trabajar (ordenador de sobremesa, portátil, libros…) y una silla. Una vez colocado lo más importante, puedes poner una pequeña estantería en la parte superior, lo que te permitirá guardar las cosas que no estés utilzando en ese momento y dejar el escritorio libre.

Otros detalles

Puedes separar el espacio de tu despacho del resto de la estancia decorando la pared con papel pintado o pintado en un color distinto, de esta manera se verá un espacio diferente pero integrado en la sala.

Una buena idea es añadir un tablón o pizarra donde colgar todo aquello que sea importante, como avisos o recordatorios. Incluso puedes poner fotografías o frases decorativas que te motiven para trabajar.

Complementa la decoración con una lámpara, para cuando no haya tanta luz natural, y coloca una planta que le de un toque acogedor a tu pequeño despacho.

consejos-para-decorar-la-oficina-en-casa