Orquídea radiante, el color del año 2014

Orquidea Radiante color 2014
Imagen: interiorismos.com

Pantone ya ha definido el color del año para este 2014: en esta ocasión, el “orquídea radiante” ha sido el elegido. Este color, mezcla de fucsia, púrpura y rosa, ya ha empezado a hacerse sitio en el mundo de la moda y, cómo no, en el de la decoración. Y es que unas pinceladas de este color en nuestro hogar le aportarán vida y energía, por lo que no es extraño que cada vez sean más los seguidores de esta tendencia.

Este llamativo y exótico color podemos usarlo con muchos estilos de decoración y en cualquier espacio, pero hay que tener cuidado para no crear un espacio muy recargado. La opción más recomendada es utilizarlo en dosis pequeñas, combinándolo con colores más neutros como grises, beige y turquesas. Este color combinado con el blanco queda genial, así que ¡no tengas miedo a probarlo!

orquidea radiante decoracion hogar
Imagen: mossyjojo.blogspot.com.au

Podemos usar tonalidades más claras o más llamativas según el tamaño de la estancia donde queremos aplicar este color. Lo más aconsejable es utilizar tonalidades pasteles para los espacios pequeños, haciendo que la  habitación se vea más grande. Si lo que queremos es decorar estancias grandes, podemos utilizar una tonalidad más llamativa. Las tonalidades más oscuras quedarán geniales en el comedor o salón, aportándole un toque más elegante a la estancia.

pared color orquidea radiante
Imagen: betrendymyfriend.com

Aunque normalmente los colores rosas, fucsias y violetas se asocian a habitaciones infantiles y juveniles, este color puede quedar muy bien en otras estancias. Si no te acaba de convencer la de decoración en este color, empieza introduciendo elementos decorativos que puedas cambiar fácilmente. Puedes combinar texturas lisas y estampados en cojines, sábanas y otros textiles. Añade algún jarrón de este color, un reloj, piezas de cerámica…

Si eres más atrevida y de las que prefiere arriesgarse, apuesta por algún mueble o tapizados. Puedes colocarlo en un rincón de la estancia para hacerla más llamativa y aportarle vida sin recargarla.