Decorar con objetos antiguos

Todos los objetos tienen alguna utilidad. Si bien muchas veces se echan a la basura aquellos objetos que ya son viejos y antiguos podemos aprender a mirarlos de otra manera y veremos que pueden convertirse en la estrella de un estilo de decoración.

En decoración es la imaginación quien marca la diferencia. Los gustos personales y el carácter de las personas se muestran a través de los muebles y los objetos de su hogar. Un mismo objeto mirado desde varios puntos de vista puede resultar totalmente distinto si se le encuentra alguna utilidad, aunque no sea la que inicialmente tenía. Incluso los objetos que están rotos pueden ser elementos decorativos que combinen estupendamente con el resto de los muebles creando un contraste que haga que la imaginación destaque.

DECORAR CON OBJETOS ANTIGUOS

Una escalera vieja puede convertirse en una estantería. Colgada de la pared puede albergar esos libros tan especiales o puesta de pie en el suelo puede servir como mesita de rincón. Unos neumáticos viejos pueden ser utilizados como sillas, si se apilan varios se convertirán en divertidos y cómodos taburetes. Si a una maleta vieja se le corta una parte de la tapa de manera que el interior quede visible, se le añaden dos tablas en el interior que vayan de lado a lado y se cuelga en la pared se convierte en un curioso y original lugar en el que guardar objetos.

Unos cuantos palets pueden convertirse en un estupendo y cómodo somier, además con ellos se elige el tamaño y la altura de la cama, un termo que ya no se utiliza puede ser un hermoso florero o una original lámpara. Cualquier objeto puede tener muchas utilidades tanto prácticas como decorativas. En el momento de decorar un espacio es necesario dejar libre a la imaginación.