Decoración para aislar del frío

Del mismo modo que durante los meses calurosos se buscan alternativas para que en los hogares se esté mejor, durante el invierno la decoración también puede conseguir aislarnos del frío.

Sin duda el frío es un inconveniente, tanto para la salud como para las actividades cotidianas que se realizan en el hogar. Es incómodo y perjudicial, y el coste energético que puede suponer combatirlo en ocasiones es elevado. Todos sabemos que por desgracia algunas personas no se lo pueden permitir. Incluso para aquellas personas que sí se pueden permitir ese coste, a través de la decoración se paliará el frío y los gastos. Con sencillas medidas se puede crear un hogar acogedor en invierno.

Estanterías. El papel es aislante, los libros consiguen reducir el frío. Colocando estanterías con libros en las paredes que dan al exterior se conseguirá un ambiente más cálido.

Cortinas. Las cortinas gruesas también aíslan, colgadas en las ventanas en las que más da el viento y la humedad conseguirán hacer de parapeto contra el frío. También es importante aprovechar el calor del sol durante el día de modo que se pueden retirar cuando el sol es cálido y extenderlas antes de que anochezca.

decoracion-para-aislar-el-frio

Alfombras. Las alfombras son excelentes aislantes del frío. Para las personas alérgicas al polvo se recomiendan las alfombras de bambú.

Corcho. Revestir algunas paredes y techos con corcho hará que el frío y el ruido queden paliados. Con un poco de imaginación y buen gusto además se conseguirán estilos de decoración con mucha personalidad.

Muebles. La madera, cuando está correctamente tratada, absorbe o cede humedad. Los muebles de calidad no son únicamente elementos decorativos, sus funciones son varias, entre ellas aislar del calor en verano y del frío en invierno. Consúltanos y en Mobles Bustos te aconsejaremos cómo elegir los muebles y complementos de tu casa para que sea acogedora durante todo el año.