Cómo reparar puertas dañadas

Si tienes la suerte de contar con una casa en la que pasas tus vacaciones de verano y otra en la que vives durante el resto del año te habrás dado cuenta de que las casas, si no se vive en ellas de una manera continuada, se deterioran.

Si eres una persona cuidadosa probablemente, cuando acaban tus vacaciones y vuelves a tu hogar, cubres los muebles de tu casa de vacaciones. De ese modo se evita que el polvo y los insectos hagan estragos en ellos, además de ser mucho más cómodo cuando se vuelve a pasar unos días en la casa. Pero las puertas no suelen cubrirse y entonces sí se deterioran con mayor rapidez. Para que la casa de vacaciones sea confortable y no dé una imagen de dejadez es necesario reparar las puertas dañadas.

Puertas dañadas por la humedad

puertaLa humedad puede provocar grietas en las puertas de madera. Para reparalas es necesario utilizar pasta de madera. Se deberá elegir la pasta del mismo color con el que después se va a pintar la puerta.

  1.   Se raspa y se lija la parte dañada de la puerta.
  2. Posteriormente se limpia con un trapo húmedo y se retira el polvo y los restos de madera.
  3. Se aplica la pasta con una espátula. Si la puerta tiene relieve se debe hacer la forma del relieve en la pasta con las manos.
  4.   Dejar secar el tiempo necesario y pintar la puerta

 

 

Reparar golpes en las puertas

  1.   Se lija la parte en la que está el golpe
  2.   Se rellena con pasta de madera y se deja secar
  3.   Se lija la pasta hasta que quede uniforme
  4.   Se aplica una capa de tapaporos y se deja secar
  5.   Se aplica una capa de sellador
  6.   Se pinta dos veces
Un comentario

Los comentarios están cerrados.