Cambiar los muebles de sitio

En ocasiones, muchas personas sienten la necesidad de cambiar los muebles de sitio. Ello les hace sentirse mejor anímicamente. Todos los cambios son buenos y el lugar que ocupan los muebles también es cambiante.

Cambiar los muebles de lugar puede deberse a una cuestión de decoración, de aprovechamiento del espacio o a una necesidad emocional.

muebles salon mobles bustos¿Por qué cambiamos los muebles de sitio?

Decoración. En el primer caso siempre es bueno inventar otro tipo de distribución hasta que el resultado sea la decoración que queremos en nuestro entorno habitual, ya sea el hogar o el trabajo. Ello nos obliga a desarrollar la imaginación y la creatividad, ambas cosas muy positivas en todos los aspectos de nuestra vida y de nuestra salud mental.

Aprovechamiento del espacio. Cuando se trata de aprovechar el espacio se ha de tener en cuenta que una estacia que queda más amplia puede de todas formas resultar agobiante si para conseguirlo se amontonan los objetos formando un caos. Aunque sea en un rincón, la sensación no será agradable y enseguida se querrá volver a cambiar los muebles de lugar. Para aprovechar el espacio debemos ser prácticos y consecuentes. ¿Qué mueble utilizamos más? ¿Va a estar a nuestro alcance? ¿Otro mueble más pequeño podría sustituir a uno al que no le damos un completo uso? ¿De verdad necesitamos guardar todos esos objetos que no utilizamos?

Emociones. Debemos preguntarnos si esa decisión de cambiar los muebles de lugar responde a una necesidad emocional. En ocasiones las cosas se cambian exteriormente porque necesitamos un cambio interior. En ese caso, cambiar los muebles de lugar puede hacer que nos sintamos mejor pero no va a solucionar nuestro problema emocional de modo que, además de mover los muebles, hemos de mover lo que no nos gusta en nuestra vida. La sensación de bienestar al cambiar los objetos es pasajera, el triunfo de cambiar lo que queremos en nosotros siempre permanece y es el inicio de un nuevo estado de ánimo y con él una nueva forma de vida.

 

Un comentario

Los comentarios están cerrados.